Cómo crear una buena experiencia de usuario

Gecko Studio

Experiencia de usuario

Tanto si tienes una web, como una tienda online, blog o simplemente una landing page ya tienes un propósito y es que la gente visite tu sitio web. Sin embargo, tus usuarios no están haciendo lo que esperabas, ya sea añadir un producto al carrito de compra o suscribirse a tu boletín.

Si pones un empeño constante en la mejora de la experiencia de usuario, esto puede cambiar y mejorar tus conversiones y es en este post donde vas a descubrir cómo hacerlo.

¿Qué es la experiencia de usuario?

La experiencia de usuario o (UX) como su propio nombre indica trata de hacer que la experiencia de los visitantes en tu sitio web sea lo más valiosa posible. Esto significa que:

  1. El usuario visita tu web
  2. Se desplaza por las diferentes páginas
  3. Entiende todo lo que ve
  4. Consigues que realice lo que querías

Cómo mejorar la experiencia de usuario de tu sitio web

Hay muchas maneras de optimizar la experiencia de usuario de un sitio web: usabilidad, diseño, interfaz, accesibilidad… No hay límites para optimizar un sitio web. Pero para comenzar aquí tienes unos consejos que puedes llevar a cabo:

1. Utiliza las normas

Utiliza las normas básicas cuando se trata de diseño de sitios web, la gente está acostumbrada a ciertas cosas, como por ejemplo:

  • Colocar el logo en las esquina superior izquierda
  • Colocar el menú de navegación en la parte superior de la página en el lado derecho o centrado
  • Incluir el contacto en el menú de navegación principal 
  • Poner los botones de llamadas a la acción en la parte superior 
  • Incluir la función de buscar en la cabecera
  • El formulario de inscripción situarlo en el pie de página
  • Enlaces a redes sociales dejarlos en el pie de página 
  • Colocar también en el pie de página el mapa del sitio, aviso legal, política de privacidad, etc.

2. Mantener las jerarquías

El texto de tu contenido debe ser lo más legible posible, incluyendo en él los distintos niveles tipográficos y que no se vea como un bloque de texto interminable, esto incluye:

  • Título (H1)
  • Títulos (H2)
  • Subtítulos (H3)
  • Párrafo/cuerpo de texto

Mucha gente no lee el contenido principal, sino que se centra solo en leer los títulos. Dividir el texto permite que esté mejor organizado. Mantén siempre los párrafos cortos son más fáciles de leer. Si tienes párrafos grandes divídelos en párrafos más pequeños. Tres o cuatro frases por párrafo funcionan bastante bien.

Como comentábamos la mayoría de la gente no lee el contenido, lo escanea. Por lo tanto, es conveniente destacar las palabras y frases que contengan información clave. Si lo pones en negrita será más fácil de localizar. Pero recuerda siempre sin abusar o perderá su legibilidad.

3. Mantén la coherencia en tu sitio web

¿No has visitado alguna vez sitios web que parecen que estén gritando? Páginas con montones de animaciones, colores, desordenadas, ventanas emergentes… A nadie le gusta un sitio mal diseñado, las personas siempre buscan en su vida cosas que sean estéticamente agradables de ver.

Un sitio caótico solo reporta pérdidas de usuarios y de dinero. Divide tu sitio web en secciones bien definidas, utiliza diferentes colores de fondo e imágenes para dividir los diferentes elementos. Un diseño simple y limpio siempre gana.

Deshazte de las animaciones y ventanas emergentes innecesarias que obstaculizan una experiencia agradable. No hace falta que te deshagas de todas las ventanas emergentes. Pero hay un límite. Las ventanas emergentes deben notificar, no molestar. Cuando te deshaces de cosas innecesarias de tus páginas web, te queda una interfaz mucho más limpia.

4. Si hay que hacer clic, que sea obvio

A la gente no le gusta perder el tiempo y si ha entrado en tu sitio web será con alguna intención. Por lo tanto, pónselo fácil haz que complete su acción haciendo clic en un enlace o botón que tendrá que ser rápidamente localizable y obvio. Asegúrate de que utilizas los colores apropiados.

5. Omite todo lo que sea innecesario

Ahora ya sabes de sobra que la gente no lee el contenido sino que lo escanea. Por lo tanto, deshazte de todo el contenido que vaya a ser ignorado. Acostúmbrate a decir más con menos palabras.

Un sitio web debe de ser fácil de entender, la mayoría de los usuarios son visuales. Por ejemplo, verán antes un video de YouTube que incluso de leer el título. Por eso, añade más contenido visual como imágenes, infografías, vídeos, etc.

Recuerda no exagerar, debes encontrar siempre el equilibrio entre tu contenido visual y textual que aumente el tiempo que los usuarios pasan en tu sitio web. El contenido visual es más fácil de entender y mejora la experiencia de usuario.

6. Indica en todo momento a tus usuarios donde se encuentran

Cuando alguien está navegando por un sitio web quiere saber dónde está y cómo llegar al sitio que quiere. Una página web puede tener varios menús de navegación. Coloca el menú principal en la parte superior derecha. Incluye en él los enlaces más importantes como inicio, sobre nosotros, contacto y registro.

Si necesitas un menú de navegación secundario por qué tienes un sitio web grande o un comercio electrónico estructúralo de forma clara y organizada. Crea enlaces por categorías y subcategorías que sean todos clicables.

Por último, el menú de pie de página es imprescindible, en él se incluye el mapa del sitio, la información de contacto, redes sociales y páginas legales. Se recomienda utilizar un botón para volver al principio.

7. Optimiza el rendimiento de tu sitio web

Un buen rendimiento de tu sitio web ayuda a mejorar la experiencia de usuario, el posicionamiento en los motores de búsqueda y aumenta la conversión. Debes optimizar la velocidad y los tiempos de carga ¿Por qué? Porque cada segundo extra que se tarda en cargar tu sitio web, pierdes usuarios. Aquí tienes algunas recomendaciones:

  • Optimiza las imágenes. Son las que más contribuyen a la descarga de la página web. Reduce el tamaño del archivo lo máximo posible sin perder calidad.
  • Reduce los scripts y las hojas de estilo.
  • Utiliza una red de distribución de contenidos (CDN) y almacena en caché los recursos del sitio web.
  • Deshazte de las características innecesarias que ralentizan la velocidad y frustran la experiencia de navegación.

8. Utiliza un diseño responsivo y apto para móviles

Vivimos en un mundo multipantalla, por lo tanto debes asegurarte de que tu sitio web se vea bien en todos estos tamaños de pantalla. Puedes comprobar si tu página web es responsive cambiando el tamaño de tu navegador, si es así tu web se adaptará automáticamente.

Todos estos consejos son lo básico para ofrecer una correcta experiencia de usuario. Analiza que hacen las personas cuando entran en tu sitio web mediante pruebas A/B y descubrirás lo que funciona mejor y cómo mejorarlo. Si tienes cualquier duda o necesitas que optimicemos tu web ponte en contacto con nosotros estaremos encantados de ayudarte.

Tabla de contenidos

¿Hay algo que no encuentras?

Abrir chat
1
💬 ¿Necesitas ayuda?
Gecko Studio. Con total confianza
Hola. ¿Necesitas ayuda?
Resuelve Online tus dudas