Gecko Studio

dominio web

Construir un sitio web desde cero implica tener en cuenta muchos detalles que pueden dejar a cualquier principiante noqueado. Cuando quieres emprender, y pones todo tu entusiasmo en hacer todo por ti mismo, a menudo aparecerán dificultades. Y si te has puesto a investigar antes de iniciar tu nuevo proyecto web, seguro que te han surgido las dudas… ¿Qué es exactamente un dominio web? ¿Cómo elegir uno? Estas cuestiones son de lo más normales. Es por eso que en este artículo te ayudaremos a esclarecer estos temas, y algunos más. Empecemos.

¿Qué es el dominio web?

Un dominio web es básicamente una cadena única de caracteres asignados a un sitio web, que funciona como la dirección de ese mismo sitio. A efectos prácticos, es como la agenda de tu móvil, pero a nivel mundial.

El nombre del dominio se encuentra directamente conectado a un conjunto específico de números, también conocido como la dirección IP de tu sitio web.

De la misma forma que una persona puede comunicarse contigo a través de un número de teléfono, asignado a ti (y solo a ti) por tu empresa de telefonía, tus visitantes pueden comunicarse contigo si utilizan tu dirección IP. Sin embargo, resultaría muy poco práctico tener que introducir constantemente, o aprendernos de memoria, los números de las personas con las que queremos hablar por teléfono.

Por eso puedes guardar los números de teléfono en tu dispositivo asignándoles un nombre dentro de tu lista de contactos. De manera similar,  los dominios web funcionan como una gran guía telefónica, donde tu dirección IP es asociada a un nombre de dominio (que eliges tú). De este modo, cualquier persona podrá escribir el nombre de tu dominio en la barra de direcciones de su navegador y acceder a tu sitio web.

La importancia de elegir bien el nombre del dominio web

El propósito principal del nombre de tu dominio es ayudar a los visitantes a localizar el sitio web con el mínimo esfuerzo. Tu dominio web es tu identidad en Internet y debe ser lo suficientemente distintivo como para diferenciarte de tu competencia, y al mismo tiempo, ser descriptivo para ofrecer la  información importante sobre ti o tu negocio. 

Es decir, un sitio web con un dominio de calidad refleja una buena imagen de lo que hay en su interior, del mismo modo que una tienda física puede contar con un escaparate y atraer a nuevos clientes. Al mirar a través de la vidriera (tu dominio), los clientes potenciales pueden hacerse una buena idea de lo que trata tu sitio web. 

Además, algo que también merece la pena hacer cuando adquieres un dominio web es asegurarte de que puedas crear un correo electrónico corporativo; de esta manera podrás mantener separados los distintos departamentos (información, atención al cliente, reclamaciones, etc.) y ofrecer una buena imagen corporativa a tus clientes.

¿Cómo elegir el dominio web correcto? Algunos consejos

Ya hemos visto por qué es tan importante elegir un nombre de dominio que se adapte a tu sitio web. Como hemos dicho anteriormente, el nombre que elijas debería poder describir la naturaleza de tu web. Para ayudarte, prepara un buen brainstorming con los posibles nombres y conceptos clave. Ordena tus opciones y elige el dominio web que consideres más apropiado. ¡No tengas ninguna prisa! No es una decisión que debas tomar a la ligera, ya que tienes que procurar que sea único, autodescriptivo y que funcione para ti y tu negocio.

A la hora de seleccionar un dominio web adecuado, puedes considerar las siguientes recomendaciones:

Procura que sea corto

Tu dominio web debe ser único, sí, pero también fácil de recordar. Asegúrate de que sea breve y nada complicado (olvídate de palabras difíciles de pronunciar para tu público objetivo). No es demasiado recomendable incluir más de tres palabras. Un buen nombre de dominio corto y fácil de recordar siempre se busca más que un dominio con palabras demasiado complicadas.

Utiliza palabras clave

Usar palabras clave siempre es un acierto. Un ejemplo muy obvio, si trabajas con música, nombrar tu página web “musica.com” facilitaría mucho a la gente encontrarla y recordarla. Más visitas significa más tráfico, y por lo tanto, también es una de las claves para el éxito de tu página web y tu negocio.

Evita números y guiones

Una vez más, tu objetivo debe ser mantener tu nombre de dominio corto y fácil de evocar, por lo tanto, evita usar números o guiones en el dominio, que puedan confundir a tus visitantes.

Utiliza la extensión de dominio adecuada

Cuando nos encontramos ante la compra de un dominio, es importante entender que lo ideal sería escoger solo dominios genéricos de alto nivel (gTLD generic Top Level Domains). Algunos de los que Google recomienda para competir a nivel internacional de forma efectiva son:

.aero.biz.cat.museum
.coop.tel.gov.info
.int.jobs.mil.mobi
.edu.name.net.travel
.pro.com.org 

Ahora bien, debes tener en cuenta que no tendría ningún sentido registrar tu web con una extensión .edu si no te dedicas a la enseñanza (por ejemplo), pero sí es recomendable que registres tu dominio en todas las gTLD que puedas (con cabeza), sobre todo las que se utilicen en tu región (.es, .net, .cat, .com, etc.) y evitarás que tu competencia se pueda apropiar de un dominio de tu marca.

Plantéate más de una opción

Vas a necesitar un plan B, C, y D si fuese necesario. Supongamos que llevas a cabo un intenso brainstorming y finalmente encuentras el nombre de dominio web perfecto para ti. Sin embargo, cuando vas a registrarlo, te llevas la sorpresa de que ya está en uso. En ese momento, todo el duro trabajo que hay detrás habría sido en vano. Por eso siempre es aconsejable tener más de una opción, por si acaso.

Investiga bien antes de decidirte por un dominio web

Detecta otros posibles sitios web que puedan tener el mismo nombre de dominio pero diferentes extensiones. Por ejemplo, si quisieras “musica.com” pero ya existe una web llamada “musica.org”, entonces puede ser difícil clasificar tu contenido a nivel SEO, y además, perder muchas visitas si tus clientes se equivocan de extensión.

Al final se trata de intentar planificar bien tu estrategia online. Tener en cuenta siempre a  los usuarios a los que te quieres dirigir, lo que quieres transmitirles y buscar el dominio web más acertado para tu negocio. La coherencia es clave: si vas a enfocarte en España, registra la extensión .es. Si tu público es más variado, utiliza la extensión .com (pero cómprala en cualquier caso, para evitar disgustos en el futuro).

Sabemos que crear un sitio web desde cero no es nada fácil. Si necesitas que hagamos todo el trabajo por ti, solo tienes que ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro teléfono o completando el formulario de contacto de nuestra web. Estudiaremos tu caso, tus necesidades y te ofreceremos la estrategia online, así como las opciones de dominio web, más acertadas para ti y tu negocio.

Tabla de contenidos

¿Hay algo que no encuentras?

Abrir chat
1
💬 ¿Necesitas ayuda?
Gecko Studio. Con total confianza
Hola. ¿Necesitas ayuda?
Resuelve Online tus dudas